Por qué Doñana, la Albufera de Valencia o el Delta del Ebro corren un grave riesgo

http://ift.tt/2ktyoFD
Por qué Doñana, la Albufera de Valencia o el Delta del Ebro corren un grave riesgo

Los humedales son esos grandes desconocidos de nuestra geografía. A pesar de su importancia vital, en el último siglo hemos perdido el 67% de todos lo humedales existentes en el mundo.

"Nuestros nietos ya no podrán ver los humedales que conocieron sus abuelos pero, si no actuamos, tampoco verán los humedales tal y como los conocimos nosotros", con estas palabras, Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, dejaba claro para la Agencia Sinc que la situación está en un punto crítico. Los humedales están dañados y en gran peligro. Algunos de los más importantes de la Península Ibérica han alcanzado el punto de no retorno. Pero ¿por qué son tan importantes? ¿Qué tienen de especial? Los humedales suponen uno de los mayores tesoros de biodiversidad del mundo, cruciales para la vida natural, especialmente para las aves. Hoy, Día Mundial de los Humedales, os lo contamos todo sobre ellos.

Los humedales son mucho más que "charcas"

A veces es difícil comprender la importancia que tienen estos ecosistemas para la vida. "Un humedal es una zona de la superficie terrestre que está temporal o permanentemente inundada". La definición de la Convención de Ramsar reúne a las marismas, esteros, pantanos, manglares, ciénagas, charcas, lagos someros y otras estructuras típicas tanto de agua dulce como de agua salada. "Al cubrirse regularmente de agua, el suelo se satura, quedando desprovisto de oxígeno y dando lugar a un ecosistema híbrido entre los puramente acuáticos y los terrestres". Esto es importantísimo, porque los humedales, debido a sus propiedades, suponen uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo. Los humedales son lugares comúnmente apartados de las ciudades, debido a su terreno difícil y húmedo.

Gracias a esto, y a la presencia de agua, los humedales son lugares frondosos, de gran belleza, con especies endémicas y especializadas en estos ambientes extraordinarios. También son lugares bastante fructíferos para los insectos. Todo esto convierte a los humedales en lugares perfectos de descanso para las aves migratorias, que viajan cientos de kilómetros de humedal en humedal durante semanas. Además de esto, en los humedales conviven especies cuya coexistencia sería imposible en otros lugares. Los humedales son sitios ricos, de producción biológica, de paso de especies y muy hermosos. Sin ellos, desaparecerían cientos de miles de especies, según se estima. Entre ellas, una gran cantidad de peces de agua dulce, aves y pequeños mamíferos. La pérdida de biodiversidad, es decir, la riqueza de especies que habitan un ecosistema, supone una pérdida de calidad de vida para todos, incluyendo los seres humanos.

El papel de los humedales contra el cambio climático

Un tercio de los humedales de todo el mundo son lo que se conoce como turberas. Las hay en Escocia, en Argentina, en Canadá... Estos ecosistemas son enormes y poco conocidos. Pero suponen las mayores trampas de carbono sobre la superficie terrestre. Las turberas son espacios donde la materia orgánica vegetal se acumula. Son capaces de almacenar hasta 1 mm de turba al año. Esto quiere decir que son trampas para el carbono atmosférico, uno de los principales gases de efecto invernadero. En las turberas, para hacernos una idea, se almacena el 30% del carbono total que existe en el subsuelo. Solo en ellas se conserva un 75% de todo el carbono atmosférico existente. Perder las turberas activas es algo que no podemos permitirnos.

Humedales

Al contrario, las turberas, al igual que otros humedales, suponen una de las mejores "herramientas" naturales de las que disponemos para luchar contra la emisión de dióxido de carbono. Por ejemplo, la turbera de Cuvette Centrale, en la frontera entre la República del Congo y la República Democrática del Congo, podría almacenar el equivalente a las emisiones totales de combustibles fósiles producidas en tres años. De esta manera, además de ser lugares de producción de biodiversidad, los humedales son lugares vivos, activos, que ayudan a la regulación de los ciclos globales de todo el planeta, combatiendo los efectos de un posible calentamiento global.

Heridos de muerte

Sin embargo, a pesar de que nadie pone en duda los beneficios de los humedales: ecológicos, climáticos e incluso económicos (en forma de turismo natural), lo cierto es que no se hacen esfuerzos suficientes para la conservación de estos ecosistemas. Al menos así lo denuncian decenas de miles de expertos a lo largo de todo el mundo. Los humedales son grandes desconocidos. Aunque esta queja lleva ya décadas tratando de captar la atención de la sociedad, especialmente de los organismos de legislación, a día de hoy todavía tenemos que enfrentarnos a una desidia y una indiferencia por parte de grandes entidades. Casi todos las amenazas hacia los humedales tienen su origen en la mano del ser humano.

Aunque tiempo atrás, estos ecosistemas permanecían seguros debido a la dificultad de construir en sus inmediaciones, las nuevas técnicas de terraformación han permitido que invadamos espacios naturales antes imposibles. La sobreexplotación, la invasión turística, los vertidos y la deforestación son las principales causas de la pérdida de los ecosistemas más delicados del mundo. Así, a día de hoy, el 64% de todos los humedales del mundo se ha perdido desde 1900. De hecho, actualmente, algunos de los humedales más importantes a nivel Europeo están terriblemente amenazados.

Los humedales más importantes de España en el punto de no retorno

La península es famosa por contar con algunos de los humedales más importantes y ricos de toda Europa. Su diversidad y posición hacen de estos lugares un lugar de paso fundamental para especies migratorias. Entre estos lugares se encuentran sitios tan conocidos como el parque de Doñana el Delta del Ebro y L’Albufera de Valencia. Estas tres gigantescas extensiones han sido objeto de protecciones naturales y conservación. Sin embargo, en las dos últimas décadas, su explotación y la relajación legislativa ha destruido todo el trabajo realizado en los anteriores convenios. Según la asociación SEO/Birdlife, estos humedales habrían alcanzado ya un punto de no retorno. El siguiente punto solo puede ser trabajar en minimizar el deterioro y su recuperación.

"Junto a las molestias humanas, la mala de gestión del agua está detrás de la silenciosa desaparición de los humedales en España. Más en concreto, y junto al cambio climático, las principales causas son la extracción de aguas, los vertidos y la sobreexplotación de las aguas subterráneas".

“Los responsables de la política de aguas disponen de la información científica suficiente para comprender la necesidad urgente de tomar medidas para conservar los tres humedales más importantes de España", explica Roberto González, responsable del programa Alas sobre agua de SEO/BirdLife. "Las escasas medidas que se han tomado hasta la fecha han demostrado ser insuficientes, y de seguir así, llevaremos estos ecosistemas al punto de no retorno al que ya hemos llevado otros humedales relevantes”. Es importante conocer estos ecosistemas y su papel en nuestra vida. Si no nos ponemos manos a la obra de inmediato, puede que el futuro que dejemos sea mucho más pobre y gris.



via Hipertextual http://ift.tt/2jZ8eay

Comentarios